El dolor de garganta

El dolor de garganta
Califica esta publicación

El dolor de garganta es una molestia que nos afecta con frecuencia, especialmente en esas épocas del año donde el clima es más frío.

Esta afección puede presentarse recorriendo desde el velo del paladar hasta el inicio del esófago, y en algunos casos sentimos la molestia en un solo lado de la garganta.

Los síntomas del dolor de garganta son como una especie de sensación de raspado, ardor o picor excesivo que nos provoca ganas de toser, además de una resequedad incómoda y dificultad al tragar.

El dolor de garganta puede deberse a una infección por un virus o puede ser el inicio de una enfermedad u otro estado de salud.

Dolor de garganta lado izquierdo y dolor de garganta lado derecho

Continúa leyendo para que conozcas las causas del dolor de garganta en el lado izquierdo o derecho y así puedas aplicar el tratamiento necesario.

Procedimiento bucal: Se puede tener un dolor de garganta por causa de algún procedimiento bucal o alguna afección, como por ejemplo una infección en las encías que se extienda a tu garganta.

Gripe: uno de los principales síntomas de la gripe es el dolor de garganta, y si adoptas una posición al dormir de lado puede dolerte un lado de la garganta más que el otro debido a la acumulación de mucosidad.

Inflamación de ganglios: los ganglios linfáticos se ubican a ambos lados de la garganta y si detectan algún tipo de infección pueden inflamarse, incluso uno más que el otro, lo que causaría una dolencia mayor en uno de los lados.

Nódulos bucales: los nódulos bucales son pequeños callos que se forman en tu garganta por el uso excesivo de la voz, y pueden causar dolor.

Amígdalas inflamadas: las amígdalas pueden inflamarse por una infección, y en algunos casos pueden inflamarse ambas o una sola, lo que generaría el dolor focalizado. Si la amigdalitis se complica, pudiera ocasionarse una acumulación de bacterias, lo que empeoraría el dolor en uno de los lados.

Tratamientos para el dolor de garganta

Lo primero que debes hacer antes de iniciar el tratamiento para el dolor de garganta es conocer cuál es la causa, de manera que puedas aplicar el mejor procedimiento para aliviar la dolencia.

Miel

La miel es uno de los remedios caseros más apropiados para el tratamiento del dolor de garganta, gracias a sus propiedades hidratantes.

Este remedio casero funciona muy bien, y para utilizarlo puedes tomar una cucharada de miel, o sino disolverla en una taza de té con jugo de limón, para que aproveches las propiedades astringentes de este cítrico.

Después de haber tomado la miel sentirás un alivio instantáneo y el malestar se irá calmando poco a poco.

Gárgaras

Hacer gárgaras alivia el dolor de garganta causado por una infección o por inflamación, y lo más recomendable es hacerlas varias veces al día hasta que aprecies los resultados.

Mezcla agua a temperatura ambiente con sal de mesa y luego comienza a hacer gárgaras procurando alcanzar las zonas en las que sientes dolor, pero evita tragarte el preparado.

Nebulizaciones

Cuando tenemos enfermedades respiratorias por lo general recurrimos a las nebulizaciones con un medicamento específico, pero para el dolor de garganta es más recomendable hacer nebulizaciones naturales.

Sigue los pasos a continuación para que realices la nebulización natural:

  1. Coloca unas 2 o 3 tazas de agua a hervir.
  2. Cuando el agua haya hervido, viértela en un tazón.
  3. Agrega unas gotas de eucalipto, para que puedas destapar las vías respiratorias de manera más efectiva.
  4. Coloca tu cara encima del tazón y realiza algunas respiraciones profundas para que puedas inhalar el vapor.

Este método es muy efectivo para destapar las vías respiratorias ya que el vapor y el eucalipto aflojan la mucosidad de las fosas nasales.

Analgésicos

Los analgésicos y antigripales son muy efectivos para el tratamiento del dolor de garganta, pero no tienen una acción tan inmediata para brindar el alivio requerido.

Pueden ayudar a disminuir la infección, por lo que es importante seguir el tratamiento por el tiempo indicado.

Si el dolor es muy intenso y después de probar algunos remedios caseros no sientes ningún alivio, entonces es recomendable que acudas con un especialista para que te realice un diagnóstico y te indique el tratamiento a seguir.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *