Cómo aliviar el dolor de garganta en niños

Cómo aliviar el dolor de garganta en niños
Califica esta publicación

El dolor de garganta es uno de los mayores de cabeza para los padres y es debido a que el cuidado de los niños de la casa no es sencillo.

Los niños a menudo se enfrentan con un dolor de garganta. El dolor de garganta suele ir acompañado de estornudos, secreción nasal y tos. El dolor de garganta también involucra inflamación de la garganta, hinchazón e incomodidad. La causa del dolor de garganta es la infección con un virus. Incluso sin tratamiento, la enfermedad debe desaparecer en cuestión de días. El dolor de garganta por lo general consiste en la inflamación de las amígdalas y la faringe, también se conoce como amigdalofaringitis.

Los síntomas más comunes de dolor de garganta en los niños son:

Dolor, irritación de garganta, inflamación de las amígdalas, (a veces las amígdalas pueden estar cubiertas en pus), hinchazón y sensibilidad de los ganglios linfáticos, fatiga, dolor de cabeza, dolor de estómago, falta de apetito, náuseas, vómitos y fiebre. En algunos casos, erupciones pueden ocurrir en ciertas áreas del cuerpo. Los virus responsables de causar el dolor de garganta, son muy contagiosos. Especialmente en las temporadas de gripe, es muy difícil  prevenir que un dolor de garganta se produzca.

Una buena higiene personal puede reducir las posibilidades de contraer el virus que causa el dolor de garganta, pero no puede evitar totalmente el desarrollo de la infección.

Los virus responsables de causar dolor de garganta se pueden transmitir por el aire, secreciones o por contacto directo.

Es importante ser capaz de distinguir entre el dolor de garganta y  la faringitis estreptocócica.

Mientras que el dolor de garganta se puede aliviar por sí mismo en tan sólo unos días, la faringitis estreptocócica es más persistente y requiere tratamiento con antibióticos.

Los padres a menudo entran en pánico cuando sus hijos se enferman. En muchos casos no hay razón para el pánico. Ningún medicamento se requiere en la superación del dolor de garganta, los síntomas simplemente van desapareciendo después de unos pocos días.

Si sospecha que su hijo puede estar sufriendo un dolor de garganta, usted debe ver si tiene fiebre, dolor intenso y aumento de la sensibilidad en las regiones alrededor del cuello y las orejas. Sin embargo, si los síntomas de la enfermedad son leves y su intensidad no parece estar progresando, no hay razón para preocuparse.

A pesar de que el dolor de garganta en los niños no suele ser una enfermedad grave, lo mejor es hacer una visita a un pediatra de todos modos. El médico llevará a cabo un examen simple, con el fin de revelar el origen de la infección.

Si hay presencia de bacterias dañinas, el médico le puede recetar analgésicos y anti-inflamatorios. Sin embargo, si el dolor de garganta es causado por las bacterias estreptococos, el médico le recetará un tratamiento adecuado con antibióticos.

Un dolor de garganta puede ser superado rápidamente por el sistema inmune de los niños.

Todo lo que los padres pueden hacer, es asegurarse de que su hijo obtenga suficiente descanso y que su fiebre este bajo control. Debe asegurarse de que su hijo beba suficientes líquidos y que coma alimentos suficientes.

La pérdida del apetito es un síntoma común del dolor de garganta, y es importante convencer al niño para que coma bien cuando está enfermo. La comida debe ser fácil de tragar y no irritante.

Convencer a su hijo a comer más sopa caliente, puré de papas, yogur y frutos rojos.

La fiebre puede llevar a la deshidratación, por lo que asegúrese de que su hijo beba suficientes líquidos. Preste atención a las necesidades de su hijo y tratar la incomodidad de su enfermedad.

Al igual que muchas otras enfermedades, el dolor de garganta en los niños se puede superar fácilmente con la ayuda de un buen cuidado de sus padres.

Sin embargo como padres, ser insistentes con su tratamiento para la mejora de los síntomas es lo ideal, comúnmente recibir mucho frio puede causar dolor de garganta, aun así la causa principal de esta es una infección a este nivel, lo que puede traer varios síntomas como dificultad para tragar (disfagia) y odinofagia que es dolor al deglutir, los cuales pueden influir en que el niño no quiera comer.

Dolor de garganta en niños

Dolor de garganta en niños

Técnicas para alivia el dolor de garganta

En estos casos puedes utilizar varios métodos, si el niño no es muy joven puede pedirse que haga gárgaras con agua y sal, esto elimina parte de las bacterias que causan el dolor por lo tanto se alivia mucho este síntoma desde el primer uso.

Si por el contrario el bebé aún es muy joven puede recomendarse el uso de infusión de manzanilla, en la preparación aplica una buena cantidad de azúcar para que al niño le gusta y proceda a tomarla, de igual forma puedes darle agua que contenga limón o miel.

Lo ideal para mantener con menos dolor de garganta al bebé, es aplicar una toalla con calor en el cuello, de esta forma disminuyes la inflamación que presenta y por consiguiente se alivia el dolor que presenta, puedes igualmente hacerlo de manzanilla o en tal caso de agua.

¿Cuándo asistir al médico?

Es muy importante que sepas cuando la salud de tu hijo puede estar en riesgo, por ello si el niño presenta más de 3 días de dolor de garganta acompañada de fiebre y tos, lo más recomendable es visitar un pediatra, esperando que él pueda aplicar el tratamiento adecuado y la infección no cause problemas mayores.

Artículos Relacionados
Dolor de Garganta en bebés
Diferencias entre un Dolor de Garganta, Faringitis y Amigdalitis

One Response

  1. Andre mayo 10, 2017

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *