Mononucleosis, síntomas y tratamiento

Mononucleosis, síntomas y tratamiento
Califica esta publicación

La mononucleosis es una enfermedad que es provocada habitualmente por el virus de Epstein-Barr, sin embargo, en ocasiones puede ser ocasionada por el citomegalovirus e incluso por el Toxoplasma gondii, siendo este último el menos influyente.

Se le conoce en muchas ocasiones como “la enfermedad del beso” ya que se trasmite a través de la saliva y el contacto entre una persona enferma y una sana. Esta enfermedad viral e infecciosa (MI) puede causar grandes síntomas como fiebre, inflamación de ganglios linfáticos y dolores fuertes de garganta.

Causas de la enfermedad

Se presenta generalmente en jóvenes, adolescentes y adultos de temprana edad, los adultos mayores tienden a ser inmune ya a la enfermedad, aun así puede desarrollarse en cualquier momento y a cualquier edad.

La transmisión de la enfermedad se da mediante la saliva, ya sea a través de besos o por contacto muy cercano, beber de la misma botella, compartir bebidas, etc.

Síntomas

Transmision de la mononucleosisLos síntomas iniciales de la mononucleosis suelen caracterizarse por una fatiga o indisposición de la persona en general, los cuales poco a poco van empeorando. Con frecuencia los ganglios en la región cervical se inflaman al igual que las amígdalas, lo cual genera un malestar de garganta que empeora lentamente con el desarrollo de la enfermedad.

La fiebre es un síntoma característico, rondando los 38 y 39° C.  Se crean placas blancas en las amígdalas, puede presentarse un incremento en el tamaño del bazo y del hígado, ocasionar una rinitis, entre otros.

Todos estos síntomas pueden extenderse entre 10 y 14 días. El síndrome dérmico se caracteriza por erupciones similar a la provocada por el sarampión. Entre otros síntomas se observan:

  • Dolor en músculos y articulaciones.
  • Agotamiento o decaimiento.
  • Náuseas y vómitos.
  • Apatía.
  • Somnolensia
  • Tos.
  • Sangrado nasal.
  • Aumento en la frecuencia cardiaca.
  • Una mayor sensibilidad a la luz.
  • Mayor dificultad para respirar.

La mayor parte de todos estos síntomas es como respuesta inmunitaria por parte del organismo frente a la infección.

Diagnóstico de la enfermedad

Para el estudio por parte de un médico, se realizaran los respectivos exámenes de sangre incluyendo el CGB o conteo de los glóbulos blancos,  que se debería de encontrar por encima de los niveles normales en caso de presentar mononucleosis.

Adicional a esto, se realiza una prueba de anticuerpos heterófilos, la cual en caso de presentar la enfermedad deberá salir positiva. Y por último un título de anticuerpos que demuestra el historial de infecciones y la diferencia entre estas.

Tratamiento

El tratamiento de la mononucleosis generalmente no amerita otras medidas drásticas adicionales al descanso y la buena hidratación, se debe evitar la actividad física que requiera contacto durante dos meses aproximadamente, puedes hacer gargaras con agua caliente y sal para aliviar la irritación de garganta.

Debe evitar los deportes de contacto si el bazo está inflamado (para prevenir una ruptura).

En cuanto a los fármacos, puede ser considerado el uso de ibuprofeno o paracetamol para disminuir y controlar la fiebre y los dolores generales. En caso de presentar síntomas muy graves puede considerarse el uso de medicamentos esteroides.

Algunas medidas son:

  • Descansar adecuadamente.
  • Tomar abundante líquido para asegurar una buena hidratación.
  • Mantener el malestar y los síntomas controlados mediante los fármacos antes mencionados.
  • Realizar gárgaras con agua salada y tibia, con el fin de aliviar la inflamación de la garganta.

Complicaciones posibles:

Como toda enfermedad, en caso de no atenderse como es debido puede ocasionar mayores complicaciones, entre estas:

  • Inflamación o hinchazón en los testículos.
  • Muerte prematura de los glóbulos rojos, lo que puede ocasionar una anemia.
  • En pacientes mayores puede tener un mayor riesgo de contraer hepatitis con ictericia.
  • Puede ocasionar la ruptura del bazo, razón por la cual se evite el esfuerzo físico.
  • En una menor proporción de los casos se puede presentar meningitis o crisis epilépticas, problemas de memorias y movimientos descoordinados.
  • Anemia, la cual ocurre cuando los glóbulos rojos en la sangre mueren antes de lo normal.
  • Hepatitis con ictericia (más común en pacientes mayores de 35 años).

En caso de que los síntomas se agraven o persistan por un tiempo superior a los 10 días es necesario la observación por parte de un profesional de la salud.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *